Cormagdalena declaró caducidad de la concesión del Superpuerto

Cormagdalena declaró la caducidad del contrato de concesión portuaria del proyecto del Superpuerto Bocas de Ceniza por retrasos en el pago de la contraprestación de dicha concesión que es del orden de los $1.300 milones al año.

No obstante, frente a esta medida cabe recurso de apelación por lo que los socios del proyecto podrían ponerla en marcha. Inicialmente la sociedad había solicitado a Cormagdalena la suspensión de la concesión, pero esta petición fue negada.

“Nosotros ya no tememos este proyecto, Cormagdalena caducó el proyecto y me parece que hizo bien, no había manera de sacarlo adelante”, dijo el empresario barranquillero Christian Daes, uno de los socios del proyecto, durante una sesión del Concejo de Barranquilla sobre la situación de la zona portuaria de la ciudad.

“Nos preguntan por qué no hemos podido hacer el Superpuerto. Para hacer el puerto de aguas profundas no solo se necesita gran capital sino también una carretera de acceso. No es culpa del Alcalde ni del Gobernador sino de todos los barranquillleros que no hemos exigido que nos den la importancia que tiene Barranquilla”, agregó.

Recordó que una de sus propuestas ha sido que se construya la primera etapa del puerto de aguas con recursos públicos y que una vez terminado se venda al sector privado para lo maneje y lo mantenga lo que les permitiría recuperar el 100 % de la inversión.

Cabe recordar que el proyecto del Superpuerto actualmente cuenta con una licencia ambiental vigente hasta 2055.

En mayo del año pasado la empresa Power China firmó un memorando de entendimiento con la Alcaldía de Barranquilla, Impala y la Sociedad Portuaria Bocas de Cenizas para avanzar en el desarrollo de esta iniciativa. Se avanzaba en mesas de trabajo para poder pasar la sociedad de carácter privado a mixto, contando con la participación pública.

Sobre la caducidad del contrato de la concesión del Superpuerto, Cormagdalena dijo que “se trata de un proceso legal abierto, por tanto, mantenemos reserva sobre la discusión jurídica”.

Una de las apuestas del Distrito de Barranquilla es la creación de una zona marítima portuaria para Barrabnquilla que sería complementaria de la actual. Para ello se han contratado estudios con la firma holandesa Royal Haskoning DHV.