HISTORIA

La evolución del mundo marítimo y su continua transformación han llevado a la aparición de nuevos trabajos relacionados con este mundo, si bien trabajos como el de escribano y el sobrecargo han ido desapareciendo poco a poco a medida que se producía esa evolución, estos cambios también han afectado al practicaje, sobre todo con la aparición de las nuevas tecnologías. La figura del práctico ha sido siempre necesaria desde el mismo momento en el que la navegación costera era la única que se realizaba, como consecuencia al constante cambio de los elementos que componen el puerto y las distintas condiciones que se dan en el mismo, ha sido necesaria la creación de la institución de prácticos de puerto con el fin de asesorar al capitán del buque sobre los peligros y las mejores maniobras para atracar.

No se sabe a ciencia cierta en qué momento histórico surgió la figura del práctico. Obviamente, debe de haber aparecido tempranamente junto con la necesidad de la seguridad en el mar, de las vidas y de las propiedades. Es importante mencionar que a menudo, la función del práctico era ni más ni menos la de “piloto navegante” o lo que es lo mismo, un tripulante de cierta jerarquía experto en navegación (No significaba que necesariamente conociera todos los lugares por los que navegaba). Haciendo un análisis exhaustivo podemos observar numerosas menciones al práctico a lo largo de la historia temprana:

– En tiempos de la biblia este servicio ya existía siendo mencionada al menos cuatro veces la figura del práctico en el Capítulo 27 del Libro de Ezequiel (Versión del Rey Jacobo).

– Homero los menciona en la Ilíada y la Odisea y Virgilio en la Eneida.

– Los fenicios en ocasiones recurrían a conocedores locales de la navegación costera, teniendo una mención más que clara en el Periplo por la Mar Eritrea , se trata de un manuscrito que data del siglo I. Podemos decir que se trata de una especie de derrotero ya que su función era la de informar a los navegantes sobre los puertos y la costa. En el manuscrito mencionado anteriormente, en concreto en el Capítulo 44 observamos, cómo en la entrada del río Narmada, había pescadores que estaban al servicio del rey para llevar los barcos hasta Bharuch. Un trayecto de de unas 20 millas.

– Al inicio de la era cristiana los árabes recurrían constantemente al servicio de prácticos y además fueron los primeros en usar el compás magnético. – El primer viaje realizado por Marco Polo a oriente se efectuó con la ayuda de prácticos árabes. Llego a la corte del gran Khan en 1275 y en su vuelta en el año 1292, se detuvo en Sumatra, sur de la India y Ceilán, aquí estudió numerosas cartas náuticas de los prácticos árabes. Dos siglos más tarde Vasco da Gama utilizaría también el prácticos desde el cabo de Buena Esperanza hasta llegar a Calcuta.

– En la campaña de la India de Alejandro Magno, cuando se efectúa el viaje de la flota de Alejandro desde la India al Golfo Pérsico, realizado bajo el mando de Nearco, a su llegada a la villa de Mosarna un práctico de Gedrosia llamado Hydraces guía a la flota. Esta dependencia del práctico para guiarse a través del océano Índico no era algo nuevo, sino que era algo bastante habitual como se menciona en numerosos escritos, de hecho, un claro ejemplo es que los portulanos portugueses, denominan al río Hab, como “río de los pilotos” nombre que se debe al hecho de que los buques que provenían del extranjero encontraban allí pescadores que una vez embarcaban, eran capaces de guiarlos por el delta del río.

– La derrota que sufrió la Armada Invencible española en 1588, fue en gran parte debida al hecho de no haber podido embarcar a los prácticos en Dunkerque. La leyenda dice que el primer práctico oficial del Canal de Bristol fue el patrón de barcaza George James Ray, el cual fue contratado por la Corporación de Bristol en mayo de 1497 para guiar el Matthew de Juan Caboto desde el puerto de Bristol hasta mar abierto.

Los holandeses fueron los primeros en dar al practicaje el valor de profesión regular. En el año1633 la Compañía Holandesa de las Indias Orientales tenía a su disposición un equipo de prácticos en Balasore lugar situado a 60 millas de la boca del río Hugli. En un principio los prácticos formaban parte de la tripulación, otras veces estaban en una estación en tierra. Poco a poco se hizo necesario ir diferenciando estas actividades y en la actualidad existen diversos tipos de practicaje.

En anglosajón y otras lenguas se denomina a estos profesionales maritime pilot, para poder diferenciarlo de los pilotos de otro tipo de vehículos. Realmente el término proviene del holandés peilen que significa «medir», y loot cuyo significado es «escandallo» que sería el peso que lleva el extremo de la sonda para medir profundidades.

Se supone que la expresión española «práctico» tiene su origen en una abreviatura de «piloto práctico» que hace referencia a los pilotos titulados que además tenían un conocimiento avanzado de la zona en que desarrollaban su actividad. En el vocabulario marítimo del antiguo castellano, se les denominaba prácticos o pilotos “lemanes”, siendo la palabra lemán una deformación del vocablo inglés helman (helm-man: hombre del timón, timonel).

Las primeras embarcaciones destinadas al practicaje fueron Cútters (Fig.2) de un mástil o yawls de dos mástiles que fueron adaptados a dicha tarea. Después se comenzaron a diseñar embarcaciones específicas para dichos fines. Hoy en día lo más usado son las lanchas de gran velocidad de acero (por los golpes que pueden resultar de los atraques a barcos de acero en navegación), catamaranes y en casos especiales helicópteros.

CONCEPTO DE PRACTICAJE

Es el servicio de asesoramiento a capitanes de buques y artefactos flotantes, que se presta a bordo de éstos, para facilitar su entrada y salida a puerto y las maniobras náuticas dentro de éste y de los límites geográficos de la zona de practicaje, en condiciones de seguridad y en los términos que establecen la ley y los Reglamentos que regulan este servicio.

• El practicaje según varios países, entre ellos Colombia, consideran en sus respectivas regulaciones, que es una actividad marítima y/o fluvial; otros países la consideran como una actividad portuaria y un tercer grupo la considera marítima y portuaria.

• Aunque desde el punto de vista del armador/capitán el practicaje es un servicio que protege el buque de los riesgos del puerto, desde el punto de vista de los estados portuarios el practicaje existe para proteger los puertos de los riesgos creados por el buque

Los pilotos prácticos garantizan una mejor gestión de los riesgos por su presencia en el puente durante la navegación en aguas restringidas.