Pilotos prácticos, héroes anónimos